Documental / Dokumentala

A sus 80 años, Maite continúa recogiendo los desechos de La Fábrica de Mujeres para construir sus inventos. En su taller, ha creado un espacio subversivo desde el que combatir los estereotipos del modelo de mujer que se exporta desde La Fábrica. Para esto cuenta con una amplia red de personas colaboradoras con las que comparte no sólo sus inquietudes, sino también su lucha.


Maitek bere 80 urterekin Emakumeen Fabrikako soberakinak jasotzen ditu asmakizunak sortzeko asmoz. Bere tailerrean espazio eraldatzaile bat eraiki du Emakumeen Fabrikak zabaltzen dituen estereotipoei erantzuna emateko. Honetarako baditu zenbait bidelagun. Bere egonezinak eta kezkak pertsona sare honekin elkarbanatuko ditu iraultzarako prestatzen diren bitartean.